Testimonio de Mueller: 10 cosas para observar en las audiencias del miércoles

ex fiscal Robert Mueller

ex fiscal Robert Mueller

Washington (CNN) — El testimonio del ex fiscal especial Robert Mueller tiene el potencial de iniciar una investigación de juicio político contra el presidente Donald Trump, o de poner el clavo final en el ataúd de los esfuerzos demócratas para destituir al presidente.

Los legisladores en la Comisión Judicial y la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes se han estado preparando intensamente para tener la oportunidad de interrogar a Mueller en audiencias consecutivas, y Mueller también ha estado practicando. Esto es lo que hay que vigilar cuando Mueller llegue a Capitolio el miércoles por la mañana:

¿Qué tipo de testigo es Mueller?

El ex fiscal especial tiene décadas de experiencia en testificar ante el Congreso, pero la última vez que lo hizo fue hace más de seis años, durante sus últimas semanas como director del FBI.

En sus dos años como fiscal especial, Mueller habló públicamente solo una vez: en su última semana. No contestó preguntas de los reporteros presentes.

El silencio público de Mueller lo convierte en una carta difícil para los legisladores que se preparan para interrogarlo. No saben cómo reaccionará Mueller: ¿Será combativo? ¿Académico? ¿Responderá con frases cortas o de una sola palabra? ¿O tratará de obstruir y acabar el tiempo?

En su declaración pública, Mueller dijo que no quería declarar ante el Congreso y ser parte del circo político, aunque finalmente aceptó comparecer tras una citación. Pero los legisladores y el personal que preparan las preguntas tendrán que hacer sus mejores suposiciones sobre cómo la reticencia de Mueller se traducirá en sus respuestas, y cómo pueden obtener las respuestas que están buscando.

Mueller se ha estado preparando para la audiencia con un pequeño grupo de ayudantes en su antiguo bufete de abogados, Wilmer Hale, y un portavoz dijo que “es alguien que viene a la mesa completamente preparado y que estará listo el miércoles”.

LEE: La audiencia de Mueller es la apuesta por todo o nada para los demócratas

¿Irá Mueller más allá del informe?

La pregunta más grande que los demócratas quieren responder el miércoles es: ¿habría acusado a Trump de no ser un presidente en ejercicio?

Es una pregunta que es poco probable que Mueller responda: dijo en mayo que su oficina confiaba en las pautas del Departamento de Justicia de que no se puede acusar a un presidente en ejercicio, pero los demócratas tienen la esperanza de que Mueller colabore con ellos en algunas de sus preguntas que van más allá de las 448 páginas que el equipo de Mueller presentó en marzo.

El Departamento de Justicia escribió en una carta a Mueller el lunes que no debía hacerlo. “Cualquier testimonio debe permanecer dentro de los límites de su informe público porque los asuntos dentro del alcance de su investigación fueron cubiertos por el privilegio ejecutivo, incluida la información protegida por la aplicación de la ley, el proceso deliberativo, el producto de trabajo de abogado y los privilegios de comunicaciones presidenciales”, escribió el Departamento de Justicia en la carta que decía era en respuesta a la solicitud de orientación de Mueller.

Eso no significa que los demócratas no lo intentarán.

Por ejemplo, los demócratas están interesados en la evaluación de Mueller de los numerosos contactos entre el equipo de Trump y Rusia, incluso si no hay pruebas suficientes para acusar sobre una conspiración criminal.

Y los republicanos también quieren presionar a Mueller sobre temas ajenos al contenido del informe, como la orden de vigilancia extranjera del FBI obtenida para un asesor de Trump y la composición del equipo del fiscal especial.

El portavoz de Mueller, Jim Popkin, dijo el lunes que se esperaba que el testimonio del ex fiscal especial permaneciera dentro de lo que dice su informe, como lo indicó Mueller en su declaración pública de mayo cuando dijo: “El informe es mi testimonio“.

“Si observas esa afirmación, dejó en claro que básicamente puedes esperar que se apegue al informe”, dijo Popkin.

MIRA: Los 12 datos clave sobre el informe (editado) de Mueller

¿En qué episodios de obstrucción se enfocan los demócratas?

Los asesores de la Comisión Judicial dicen que los demócratas en el plan del panel se enfocarán en cinco episodios de obstrucción detallados en el informe de Mueller.

Esos episodios incluyen lo que los demócratas creen que son los casos más sólidos de conducta criminal que Mueller documentó en relación con la obstrucción, incluidos los esfuerzos de Trump para despedir al fiscal especial, para que el entonces secretario de Justicia Jeff Sessions no se recusara a sí mismo y para manipular a testigos como su ex presidente de campaña Paul Manafort.

Aunque los demócratas no dijeron que ignorarían los otros episodios de obstrucción en el informe de Mueller, el hecho de que planeen destacar cinco proporciona una idea de su pensamiento sobre qué detalles en la investigación de obstrucción de Mueller son más condenatorios para el presidente. Si los demócratas deciden realizar una investigación de juicio político, es probable que estos sean los mismos episodios de obstrucción a los que acudan.

¿Pueden los demócratas combatir el mantra “sin colusión” de Trump?

En la investigación de obstrucción de Mueller, el fiscal especial insistió en declarar públicamente que su equipo no podía exonerar al presidente. Pero el informe de Mueller dice directamente que la investigación no estableció una conspiración criminal entre el equipo de Trump y el gobierno ruso.

Trump y sus aliados republicanos se han apoderado rápidamente de la conclusión para afirmar que Mueller no encontró ninguna connivencia, y para atacar a demócratas como el presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, por afirmar que había evidencia de colusión.

Pero para Schiff y otros demócratas en la Comisión de Inteligencia de la Cámara, ningún crimen no significa ninguna colusión. De hecho, Schiff no se ha retractado de su acusación de que los contactos entre el equipo de Trump y Rusia se sumaron a la colusión, y es un punto en el que Schiff probablemente tratará de insistir al público durante la segunda audiencia de Mueller.

¿Entrará en detalles el testimonio de Mueller?

Los demócratas dicen que insistieron en que Mueller testificara, incluso después de que expresó su deseo de no hacerlo, porque el público necesitaba escuchar directamente al ex fiscal especial. Los legisladores y asesores demócratas dicen que la realidad es que la gran mayoría del público no leyó el informe de Mueller, y argumentan que la percepción del público se vio empañada por la tergiversación de los hallazgos del fiscal especial por parte del secretario de Justicia, William Barr.

En lo que se basan los demócratas es que incluso si Mueller solo analiza el contenido de su informe, su testimonio televisado que detalla los episodios del informe influirá en la opinión pública sobre la investigación del fiscal especial.

Por supuesto, no hay garantía de que Mueller entre en tales detalles. Simplemente podría decirle a los legisladores que lean el informe en lugar de elaborar su contenido, por ejemplo. Pero los demócratas están apostando a que la versión cinematográfica de Mueller podría ser un éxito de taquilla, así el libro no lo fuera.

¿Cómo reaccionará Trump?

El presidente, y su cuenta de Twitter, será un observador interesado. El viernes, Trump dijo que no vería la audiencia de Mueller. Luego, el lunes, el presidente dijo que podría “ver un poco de eso”.

Trump tuiteó el lunes por la mañana que a Mueller “no se le debe dar otro bocado a la manzana” antes de atacar al fiscal especial y decir: “¡NO HAY COLUSIÓN, NINGUNA OBSTRUCCIÓN!”.

¿Tuiteará Trump el miércoles antes o después del informe? ¿Reaccionará a Mueller en Twitter en tiempo real? Incluso si Trump no está activo en las redes sociales, tendrá la oportunidad de responder a Mueller en su camino hacia una recaudación de fondos en West Virginia el miércoles por la noche.

¿Qué tan agresivos serán los republicanos con Mueller?

Algunos de los republicanos que han sido los críticos más duros de Mueller se sientan en la Comisión Judicial y la Comisión de Inteligencia, y es probable que presionen al ex fiscal especial sobre todo, desde los mensajes de texto anti-Trump enviados por miembros de su equipo al FBI sobre la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) obtenidos sobre el ex asesor de Trump Carter Page.

El objetivo de los republicanos será socavar la narrativa demócrata de que el informe de Mueller contenía información perjudicial sobre el presidente, y tienen una conclusión clave de Mueller para hacerlo: no estableció una conspiración criminal con Rusia.

Pero algunos republicanos también intentarán derribar la legitimidad de la investigación del fiscal especial en primer lugar, y sus intercambios con Mueller podrían sembrar dudas sobre su trabajo, o las respuestas de Mueller podrían reforzar el caso de que la investigación que realizó fue legítima, no una “cacería de brujas”.

Como un veterano testigo del Congreso, es probable que Mueller esté tan preparado para los demócratas que intentan hacer que diga que Trump cometió un crimen como lo está para los republicanos que intentan deslegitimar su investigación de dos años, y esos intercambios podrían terminar entre los más memorables.

¿Podrán los demócratas mantenerse en el guion?

Los demócratas y los republicanos en ambas comisiones se han estado preparando intensamente para las audiencias de Mueller, trabajando en la agudización de las preguntas y realizando audiencias simuladas para estar listos para el gran espectáculo del miércoles.

Pero las apuestas pueden ser más altas para los demócratas, que solo tienen un tiempo limitado con Mueller después de emitir una citación para obligar a su testimonio.

Quieren aprovechar al máximo ese tiempo, y los legisladores dicen que se les exigirá a todos que se mantengan en el guion y en el mensaje, que hagan preguntas a Mueller y que no pronuncien discursos prolongados, una tarea que no es fácil para un Congreso que está acostumbrado a sentarse en la palabra.

El esfuerzo es particularmente importante para los demócratas en la Comisión Judicial, que negoció una hora adicional con Mueller, pero aún tiene que incluir a 41 miembros en tres horas, lo que requeriría que algunos miembros devuelvan una parte de sus valiosos cinco minutos para cuestionar a Mueller.

¿Qué dirá Mueller sobre Barr?

Al igual que los legisladores esperan que Mueller hable sobre su investigación más allá del informe, es probable que los demócratas presionen a Mueller sobre sus puntos de vista sobre el papel de Barr en la investigación.

El secretario de Justicia permitió que se publicara la mayor parte del informe de Mueller, pero Barr ha sido criticado por demócratas, acusados de intentar engañar al público sobre el informe de Mueller al publicar un resumen engañoso que distorsionaba las conclusiones de Mueller.

El mismo Mueller envió dos cartas a Barr, incluida una que objetaba la forma en que se estaba caracterizando el informe y le instó a que publicara los resúmenes ejecutivos que se habían escrito para su difusión pública.

Barr también decidió hacer una determinación de que el presidente no cometió obstrucción de la justicia después de que Mueller no llegara a esa conclusión.

Se le preguntará a Mueller sobre su correspondencia con Barr y si estuvo de acuerdo con la decisión del secretario de Justicia de que Trump no cometió una obstrucción, y la respuesta de Mueller, o la no respuesta, podría ser un punto clave en las audiencias.

¿El testimonio de Mueller creará un impulso para el juicio político?

Entre los demócratas que abogan por comenzar una investigación de juicio político, el testimonio de Mueller se considera un punto de referencia clave para persuadir al público, y a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien se ha resistido a esos llamados hasta el momento.

Un documento sobre el informe Mueller que Pelosi estaba distribuyendo a los demócratas el martes dijo que su grupo estaba “avanzando en la legislación para abordar agresivamente los crímenes, la corrupción y el encubrimiento expuestos en el informe Mueller”, pero no hizo mención al juicio político.

Hasta ahora, aproximadamente 90 demócratas de la Cámara de Representantes de la asamblea de 235 miembros han dicho públicamente que apoyan el juicio político o una investigación de juicio político. Podría haber otra ola de demócratas esperando hasta después del testimonio de Mueller para decidir si unirse a sus colegas, que tienen el potencial de generar un verdadero impulso para una investigación de juicio político si se suman al esfuerzo en masa en las horas posteriores a la audiencia.

Al mismo tiempo, si el testimonio de Mueller se considera un fracaso para los demócratas, podría marcar el final del impulso del juicio político. Su aparición se produce dos días antes de que la Cámara de Representantes se vaya para un receso del Congreso de un mes de duración, lo que le da a la bancada del juicio político poco tiempo para tratar de reforzar sus filas antes de que los legisladores se desplacen por todo el país y regresen a sus distritos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *