De Carlos García a Danilo Medina

carlos garciaPor Jorge Cuevas (Hijo).-

 Hay que tener mucho cuidado, a la hora de hablar sobre la popularidad de un determinado político, que pretende convertirse en uno de los candidatos de su organización política.

Según definición del portar «La Enciclopedia de la Política», la popularidad, Es la aceptación o el aplauso general que recibe un político o cualquier otra figura pública dentro de una comunidad. Ella entraña no solamente la amplia difusión de su nombre, de su pensamiento y de su imagen, como prueba de un alto nivel de conocimiento público, sino además la simpatía o el respaldo de que goza.

 El pasado lunes 3 de octubre, el precandidato a la alcaldía por este municipio, el flamante Carlos García, expreso, que su popularidad, únicamente es superada por la del presidente de la Republica, Licenciado Danilo Medina, lo que revela la falta de conocimiento, la ignorancia y la prepotencia, de quienes se creen que son populares sin tener ese adepto.

 El comportamiento político de este precandidato, es vacío, sin base, que no tiene fundamento ni soporte político, ya que única y exclusivamente, está basado en lanzar críticas mal infundadas para manipular y tergiversar la realidad en lugar de presentar propuestas que vayan en beneficio de nuestra comunidad.

 Es evidente, que el precandidato, no conoce la palabra popularidad, por lo que debe de buscar mejor asesoramiento para que no siga caminado en las burbujas como hasta ahora lo ha venido haciendo.

 Pero ¿a quien en su sano juicio, se le ocurre decir, que, solo la popularidad del Presidente Danilo Medina está por encima de su rating, según sus encuestas? esto revela  los aires de prepotencia y egocentrismo de los ilusos capaces decir tan semejante locura

Querer hacer comparaciones de popularidad con el presidente Danilo Medina, sobre todo cuando se es precandidato a una posición muy inferior como la de alcalde, resulta ilógico, fuera de contexto y absurdo, por lo que se ponen de ridículo ante la opinión pública.

 Termino este comentario, con una frase que pronunciara Voltaire, ese gran historiador, abogado, escritor y filoso francés del siglo XVII, cuando dijo: «El orgullo de los mediocres consiste en hablar siempre de sí mismos; el orgullo de los grandes hombres es de no hablar nunca de ellos».

Comparitr
0Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0Shares